viernes, 19 de diciembre de 2008

El blog eterno

El hombre es su palabra. Qué interesante será leer las palabras de los hombres que nos precedieron en su blog. Estas quedan para la eternidad. Se ha acabado el inefable anonimato de los hombres que pasan sin decir una sola palabra que perdure. Ahora, todos pueden escribir sus pensamientos. Alguien los leerá, aunque solo sean sus descendientes.
Un blog es impagable. Create un blog y escribe.

7 comentarios:

Suso Ares Fondevila dijo...

¡Vaya, hermosa coincidencia! "El hombre es su palabra": lo tengo puesto como lema en mi blog. Y en el de fotos "El hombre es su mirada".

Julio César Romano dijo...

Sabía que lo había leído en alguna parte. Gracias por prestarme la frase. Como ves, a veces, inventamos frases ya existentes. El hombre es recurrente, la verdad también lo es.
Un abrazo y Feliz Navidad.

Suso Ares Fondevila dijo...

Es precioso eso de que "El hombe es recurrente, la verdad también lo es".
Otro abrazo y Feliz Navidad.

Alatar dijo...

Casi despierta ternura ver que alguien pretende ser eterno escribiendo un blog. ¡Un blog! Más efímero que el Titanic, más que el reino de Hitler. Esta sobreabundancia de blogs que ha logrado llegar a la paradoja del "scripta volant", que ha deshauciado de su valor a la palabra escrita y la ha convertido en baratijería fruslada. Ratitos de buenos ratos, si quieres, sí. ¿Pero eternidad? Apéate y pisa aquí abajo.

Francis dijo...

Alatar, bienvenido al siglo XXI. También muchos arrojaron piedras impunemente sobre la imprenta de Gutenberg: "¡el demonio!", gritaban algunos, siempre reacios a los avances técnicos.

Desde luego, al abrirse las posibilidades de publicación, aumentan las probabilidades de que haya mucha basura... pero también aumentan las de que haya buen material que antes no podía encontrar lugar, como es el caso de este magnífico blog. Muchos aún seguirían solos en sus madrigueras si no fuera porque internet (esta paradójica invención humana) les ha facilitado encontrar almas gemelas.

Ese es el riesgo y el reto de la modernidad: separar el trigo de la cizaña.

Julio César Romano dijo...

Siento crear polémica. Mi única intención al hablar de eternidad es recordar en el futuro las palabras de nuestros antepasados más cercanos. Imagínate que pudiera leer el blog de mi abuelo muerto hace años. No creo que le interesara a muchos,pero a mí seguro.
Un abrazo Alatar.

Fofo dijo...

Si, Julio, la verdad que siempre se quedarán plasmadas las palabras en un blog que quedará perdido y luego más tarde aunque sea solo una persona, estará interesada por conocerlas...
Aún recuerdo hace tres o cuatro años a Luis Arenal diciendo en clase "Verba volanta, scripta manent", si me lo permiten; Amén.